Los sistemas económicos

De EcoWiki, la enciclopedia libre.

Tabla de contenidos

Colaboradores

Ramón Castro Pérez. IES Fernando de Mena. Socuéllamos. Ciudad Real. Web: http://www.ramoncastro.es

Objetivos

  • Dominar el concepto de sistema económico
  • Conocer los fundamentos que justifican los distintos sistemas económicos
  • Identificar las carencias de cada sistema económico
  • Describir el tipo de relación que aparece entre los agentes económicos en cada sistema económico
  • Expresar distintos fallos de mercado

Conceptos

  • Sistemas económicos: Definición. Escuelas de pensamiento: De la economía liberal hasta la planificación central
  • La economía de mercado: Concepto, características y limitaciones
  • La economía planificada: Concepto, características y limitaciones
  • El sistema mixto de economía de mercado: Causas, características básicas y funciones

Criterios de evaluación

  • Definir Sistema Económico y conocer los fundamentos que están detrás de cada uno de los distintos sistemas
  • Ser capaz de distinguir entre cada uno de los sistemas económicos, detallando las funciones básicas que desempeña cada agente económico en el sistema
  • Conocer los fallos de los sistemas estudiados y es capaz de identificar con ejemplos problemas de nuestro actual sistema

INTRODUCCIÓN

Todas las economías tienen en cualquier momento una FPP (frontera de posibilidades de producción) que muestra la cantidad máxima de un bien o servicio que puede producirse con cada nivel posible de producción de todos los demás. Supongamos que queremos representar en un gráfico las combinaciones de las producciones de peines y del resto de bienes para una economía:

Imagen:fpp_sist_eco.jpg

Vimos en la primera unidad didáctica que una economía podía alcanzar combinaciones eficientes. En principio, atendiendo al criterio de eficiencia, éstas no pueden compararse entre sí. Sin embargo, el que una economía pueda situarse en un punto sobre la FPP o en otro nos ayudará a comprender en qué sistema económico nos hallamos ya que se estarán resolviendo las cuestiones de qué producir, cómo producir y para quién producir.

SISTEMAS ECONÓMICOS

Concepto de sistema económico

Un sistema económico es un método distintivo de proporcionar respuestas a las tres cuestiones económicas básicas: qué, cómo y para quién producir.

En su conjunto, el sistema económico de cada país es un mecanismo muy complejo. Incluye leyes, normas, regulaciones, impuestos y subsidios, y todos aquellos sistemas que utiliza el gobierno para influir en lo que se produce, cómo se produce y quién se queda con ello. Incluye a las empresas, tanto a las grandes como a las pequeñas, tanto a las de propiedad privada como pública, tanto a las nacionales como a las extranjeras. Incluye todo tipo de consumidores, tanto los jóvenes como los viejos, los ricos como los pobres, los trabajadores como los desempleados. Por último, incluye también costumbres de todo tipo y una gran variedad de hábitos y valores contemporáneos.

Escuelas de pensamiento: de la economía liberal hasta la planificación central

La organización social es una parte particularmente importante de cualquier sistema económico porque influye en la utilización de los recursos. La manera que tienen las personas de organizarse en sociedades caracteriza el sistema económico. A continuación examinamos las posturas o líneas de pensamiento principales:

Pensadores liberales

Se agrupan en dos líneas filosóficas próximas aunque bien diferenciadas. La primera de ellas, liderada por Nozick, sostiene la idea de que la propiedad privada es un derecho natural (anterior a la propia existencia del Estado) que los individuos tienen, con el mismo rango que el derecho a la vida y a la libertad. El resultado de esto es que ningún individuo o conjunto de individuos puede moralmente forzar a otro u otros a renunciar a sus bienes. Por tanto, la imposición por parte de un Estado de impuestos con fines redistributivos (que persigan la igualdad en la distribución de la renta) es contemplada como un robo tan condenable como la esclavitud o la privación de la vida.

En cuanto a la segunda línea, liderada por Hayek y Friedman, coincide en gran parte con las tesis de Nozick, al atacar la cuestión de la redistribución3, si bien señala que el Estado podría intervenir en la actividad económica redistribuyendo renta para aliviar situaciones de miseria severa.

Filosofías colectivistas

Son el polo opuesto de las anteriores. Entre ellas destaca el socialismo marxista. Tres son los valores que desde esta óptica definen la justicia social:

  • la igualdad, entendida como la combinación de:
       - igualación de oportunidades
       - igualación de la distribución de resultados, atendiendo a las necesidades de cada cual
  • la libertad, entendida como el ejercicio de la elección individual bajo condiciones de igualdad de poder económico y político y estabilidad en el empleo
  • el bien colectivo, que se antepone a los deseos del individuo y cuyo contenido se interpreta por el Estado

De acuerdo con esta teoría, el logro pleno de estas metas es incompatible con la propiedad privada y el mercado. Éste último no es un mecanismo democrático y se muestra incapaz de autorregularse para producir pleno empleo siendo, además, inherentemente injusto, puesto que distribuye recompensas sin relación alguna con las necesidades. Así pues, la consecución de la justicia social exige la sustitución de la propiedad privada por la pública, la planificación de la actividad económica, la distribución igualitaria de los resultados de la producción y, por tanto, la limitación de la libertad individual en aras de la libertad colectiva.

LA ECONOMÍA DE MERCADO (PURA)

Si bien estamos acostumbrados a oír hablar de economía de mercado para referirse a nuestro sistema económico actual, en este epígrafe trataremos bajo ese nombre (economía de mercado) a un sistema económico caracterizado prácticamente por la ausencia de intervención del Estado en materia económica. Este sistema, ya caduco, dominó el panorama económico mundial en los albores y desarrollo de la Revolución Industrial. En la actualidad, se nos presenta más refinado, más sutil y perfeccionado, sistema que trataremos en el epígrafe cuarto como sistema mixto de economía de mercado. Pero veamos primeramente el sistema puro de economía de mercado.

Concepto

En una economía de mercado (pura) el Estado no interviene en la asignación de recursos. Son las economías domésticas y las empresas las que toman todas las decisiones relacionadas con el qué, cómo y para quién. En las economías de libre mercado, los individuos buscan su interés personal y tratan de beneficiarse lo más posible, sin la interferencia del Estado

Características

  • La toma de decisiones la llevan a cabo empresas y economías domésticas.
  • Los factores de producción y las empresas son exclusivamente de propiedad privada.
  • Productores y consumidores tienen libertad para ofrecer y demandar los factores y productos que deseen.
  • Las decisiones de oferta y demanda las realizarán las empresas y los consumidores tratando de maximizar beneficios y bienestar respectivamente.
  • El instrumento de asignación de los recursos en el mercado está compuesto por el sistema de precios, el cual asegura que no duren mucho los desequilibrios (excesos de demanda y de oferta).

Ventajas

El sistema de economía de mercado permite y fomenta la especialización de la producción. De esta manera, los agentes económicos no han de producir todo tipo de bienes para su supervivencia. El mercado hace posible que pueda existir la producción excedentaria y el intercambio. Así, cada agente se especializará en la producción de una determinada mercancía o servicio, adquiriendo en el mercado el resto de bienes que necesite. Otra de las consecuencias de la especialización es el aumento de la productividad.

En este sistema no es necesaria la existencia de una institución planificadora que tome las decisiones acerca de qué, cómo y para quién. La conjunción de la oferta y la demanda, guiada por las señales que emanan de su actuación (los precios) determinará qué se produce, cómo se produce y para quién se produce.

Una de las consecuencias inmediatas de lo anterior es el incremento de la competencia.

Limitaciones

Este sistema presenta una serie de limitaciones que hicieron que evolucionara hacia lo que hoy conocemos como sistema de mercado (el sistema mixto que veremos en el epígrafe cuarto). Entre ellas, podríamos citar:

  • Problemas en cuanto a la equidad: En este sistema no existe un Estado que redistribuya renta. Esto quiere decir que las distribuciones iniciales de riqueza no pueden ser alteradas, observándose situaciones no equitativas entre los miembros de la sociedad.
  • Problemas en cuanto a la eficiencia: Existen algunas situaciones en las que este sistema no puede dar una respuesta eficiente:
     - Bienes públicos
     - Lentitud en la asignación de recursos en algunos mercados
     - Concentración del poder económico
     - Información asimétrica

Trataremos más detenidamente estas situaciones en el epígrafe cuarto

LA ECONOMÍA PLANIFICADA

Actualmente, poco queda ya de las grandes economías planificadas. Desde la caída del muro de Berlín y con él, el bloque socialista de la URSS, los pueblos que la formaban han intentado girar sus economías hacia la economía de mercado mixta, sistema imperante en Occidente. Otros estados como China, “comparten” el sistema de economía planificada (en el interior del país) con formas de economía de mercado muy potenciadas en las zonas de la ribera (sin olvidarnos de Hong Kong). Cuba es, hoy por hoy, un país sumido en la pobreza con enormes carencias en infraestructuras, víctima de un embargo económico que dura demasiado y con pocas esperanzas de superar el actual régimen que impone Castro. Respecto a Corea del Norte, poco se sabe acerca de este país.

A lo largo de este epígrafe, estudiaremos las principales características del sistema de economía planificada, un sistema extinto desde la caída del bloque socialista de la URSS.

Concepto

En las economías planificadas, las cuestiones acerca de la asignación de recursos (qué, cómo y para quién) son decididas por alguna autoridad central, que adopta todas las decisiones necesarias acerca de qué producir, cómo producir y para quién producirlo. Tales economías se caracterizan por la centralización de la toma de decisiones.

Características y funcionamiento

La toma de decisiones está centralizada. Suele ser llevada a cabo por un órgano central de planificación (Agencia Central de Planificación) Por lo tanto, existe una planificación de tales decisiones. La planificación es el sistema de asignación de recursos. Como consecuencia de la característica anterior, los agentes económicos privados no tienen nada que decir ante el problema de la asignación de recursos.

  • No se permite la iniciativa privada
  • Los medios de producción son de propiedad estatal. No se permite la propiedad privada de éstos
  • El fin último de las empresas (que son solamente públicas) es mantener a la población empleada.

Debido a que la toma de decisiones no está descentralizada (como en las economías de mercado), el Estado rige el funcionamiento de la economía en dos etapas:

  • Fase previa de planificación: la Agencia Central de Planificación fija la elección de bienes y servicios que deben ser producidos, cómo deben serlo y cómo deben distribuirse. Propón un ejemplo.
  • Fase de puesta en práctica de los planes: para lo que se utilizan instrumentos de dos tipos:

Controles directos (dirección del trabajo en las distintas industrias) Directivas, que fijan los objetivos de factores de producción empleados y de cantidades de producción que deben alcanzar las diversas empresas.

Ventajas

La principal ventaja de este sistema es que permite al Estado determinar la producción y la distribución de acuerdo con valores y objetivos sociales

Inconvenientes

  • Falta de información: aparece en la fase de planificación. Es imposible disponer de toda la cantidad de datos actualizados que son necesarios para planificar centralmente toda una economía.
  • Sistema de incentivos: los individuos carecen de incentivos para cumplir cuantitativamente el plan.
  • Distribución: la distribución de los bienes producidos se enfrenta a un serio problema, ya que no existe un mercado que proporcione señales. En los sistemas de economía planificada, la distribución suele hacerse por una doble vía:
     - Racionamiento de los bienes mediante la entrega de cupones, medida que no suele tener en cuenta los gustos individuales de cada ciudadano. De esta manera, existirán individuos que se encuentren con más cupones de los deseados y otros con menos. El resultado es que aparecerá lo que se intenta prohibir, el mercado. En el mercado negro, se intercambiarán los cupones.
     - Fijación de precios y rentas por parte de la Agencia Central. De esta manera, la Agencia determina cuánto cuestan los productos y cuánto debe pagarse por un determinado trabajo. El resultado: excesos de oferta y de demanda que convierten en ineficiente la asignación de los recursos.

EL SISTEMA (MIXTO) DE ECONOMÍA DE MERCADO

En el epígrafe tercero, aludíamos a la evolución que experimenta el sistema puro de economía de mercado con objeto de intentar paliar los problemas de equidad y eficiencia que presentaba esta forma extrema de sistema económico. La aparición del Estado del Bienestar, ha hecho posible que el sistema de economía de mercado siga vivo, al evitar que las diferencias sociales a las que conduce se hicieran más patentes. Marx, en su gran obra Das Kapital (El Capital), pronostica la caída del capitalismo; Marx se equivoca, no contempla la posibilidad de que éste evolucione hacia una versión más sutil y refinada, que descansa sobre los pilares de la filosofía del Estado del Bienestar.

Concepto

En una economía mixta, tanto el Estado como el sector privado (empresas y consumidores) desempeñan un importante papel en la manera en que se decide el qué, el cómo y el para quién del conjunto de la sociedad.

Los fallos de mercado. Cuestiones acerca de la equidad y la eficiencia

Aludíamos en el epígrafe tercero a las limitaciones de la economía de mercado pura, en cuanto a cuestiones de equidad y eficiencia. En estas situaciones, se dice que el mercado falla porque la asignación que hace de los recursos no es, en algunos casos, equitativa o, en otros, eficiente.

Asignaciones ineficientes

Mediante intervenciones públicas apropiadas, la sociedad podría experimentar un aumento de la eficiencia en la asignación de recursos en los siguientes casos:

  • Bienes públicos: un bien público es aquel caracterizado por la propiedad de que, una vez producida una cantidad G, ésta puede ser consumida simultáneamente por todos los individuos. A esta propiedad se le denomina no rivalidad en el consumo. (Pon algunos ejemplos). Habitualmente, se suele diferenciar entre dos clases de bienes públicos: excluibles y no excluibles. Un bien público es no excluible cuando no se puede impedir que consuma el bien quien no pague por él (por ejemplo, la defensa nacional). Cuando se pueda excluir del consumo a quien no pague, el bien público será excluible (por ejemplo, una autovía de peaje).

Pues bien, la diferencia entre bienes excluibles y no excluibles establece la posibilidad o imposibilidad de provisión del bien a través del mercado. Así, cuando un bien es no excluible, la provisión privada es imposible, ya que no se puede evitar el consumo de quien no pague. No existiría ninguna empresa privada que ofreciese tal bien, ya que nunca encontraría a nadie dispuesto a pagar por su consumo. Es por esto por lo que el sector público debe encargarse de proveer este tipo de bienes. Por otra parte, si bien la empresa privada puede proveer de bienes públicos excluibles, esto sólo significa que ofrecerá cantidades positivas del bien, pero no tiene por qué ofrecer una cantidad eficiente.

  • Efectos externos en producción y consumo: Generalmente, las decisiones de unos agentes económicos afectan al bienestar de otros agentes. Por ejemplo, si las economías domésticas aumentan su demanda de automóviles, el consiguiente incremento de su precio beneficiará a los productores de éstos. Como vemos, esta interacción entre economías domésticas y empresas se manifiestan a través de variaciones en los precios.

Existen, sin embargo, otras interacciones entre agentes que no se manifiestan a través de los precios del mercado. Estas interacciones especiales reciben el nombre de efectos externos, y se dan en el consumo y en la producción. Pensemos en el fumador que molesta con su humo al no fumador o en el bar que molesta a todos los vecinos del inmueble. En estos casos, el sector público interviene de diversas formas, regulando este tipo de actividades mediante leyes, por ejemplo.

Los efectos externos pueden ser positivos o negativos, según afecten al resto de agentes económicos. Así:

       - Actividad productiva de una industria dedicada a la conserva situada en la ribera de un río: efecto externo negativo
       - Actividad productiva del sector público que ofrece el bien Educación: efecto externo positivo

Cuestiones de equidad

¿Son equitativos los procesos de mercado? ¿Cuál es la distribución correcta del bienestar?

  • Concepto de equidad distributiva: No es posible redistribuir bienestar individual sin que el bienestar colectivo disminuya

La equidad distributiva ofrece una justificación de la intervención del Sector Público en una economía de mercado, bien para canalizar la redistribución voluntaria, bien para hacer efectivas las metas colectivas de equidad, entre las que sobresalen las siguientes:

  • Equidad vertical: orientada a establecer cómo debe diferenciarse óptimamente entre individuos que disfrutan de niveles de bienestar o renta diferentes.
  • Equidad horizontal: aquellos individuos que en los aspectos relevantes son idénticos o similares, deben ser tratados de modo idéntico o similar por la política pública.
  • Igualdad de oportunidades: el valor monetario de la renta esperada de aquellos individuos con las mismas preferencias debe de ser idéntico, con independencia de factores como la clase social, la riqueza familiar, la raza o el sexo, por ejemplo.
  • Equidad categórica: que aparece cuando la igualación de oportunidades es entendida desde una óptica no individualista.

Hemos visto la naturaleza de los fallos del mercado y el porqué de la aparición del Estado en la actividad económica. En la actualidad, el sistema de economía de mercado puro ya no existe. En la mayoría de los países gobernados por este sistema, rige ahora el sistema mixto, con un sector público que intenta paliar limitaciones del mercado en la asignación eficiente de los recursos como la existencia de desempleo y atraso económico. La mayoría de las políticas redistributivas buscan hacer efectivas las metas colectivas de equidad, aunque no siempre lo consigan o varíen de intensidad de unos países a otros, ya que el alcance de estas políticas es función de los valores morales implícitos en la concepción de bienestar social que tenga esa sociedad.

Características

  • La toma de decisiones la llevan a cabo empresas, economías domésticas y el sector público.
  • Los factores de producción y las empresas son mayoritariamente de propiedad privada, aunque no se excluye al sector público.
  • Productores y consumidores tienen libertad para ofrecer y demandar los factores y productos que deseen, con las limitaciones que el sector público haya establecido para determinados mercados.
  • Las decisiones de oferta y demanda las realizarán las empresas y los consumidores tratando de maximizar beneficios y bienestar respectivamente. El sector público provee de aquellos bienes que, por sus características, no ofrece el sector privado. La actuación pública está movida por el principio de equidad, caracterizado por los valores morales de la sociedad.
  • El instrumento de asignación de los recursos en el mercado está compuesto por el sistema de precios, el cual asegura que no duren mucho los desequilibrios (excesos de demanda y de oferta). La regulación estatal interfiere en esta asignación de recursos en aras de una mayor equidad, aunque se presenten situaciones ineficientes.

Ventajas

El sistema de economía de mercado permite y fomenta la especialización de la producción. De esta manera, los agentes económicos no han de producir todo tipo de bienes para su supervivencia. El mercado hace posible que pueda existir la producción excedentaria y el intercambio. Así, cada agente se especializará en la producción de una determinada mercancía o servicio, adquiriendo en el mercado el resto de bienes que necesite. Otra de las consecuencias de la especialización es el aumento de la productividad.

En este sistema no es necesaria la existencia de una institución planificadora que tome las decisiones acerca de qué, cómo y para quién. La conjunción de la oferta y la demanda, guiada por las señales que emanan de su actuación (los precios) determinará qué se produce, cómo se produce y para quién se produce.

Una de las consecuencias inmediatas de lo anterior es el incremento de la competencia.

La intervención del sector público en materia de bienestar social contribuye a paliar las deficiencias equitativas que produce el mercado.

Limitaciones

Como hemos dicho, este sistema pretende atacar las ineficiencias y las situaciones no equitativas que provoca el funcionamiento libre del mercado. Sin embargo, al depender de los valores morales de los ciudadanos de cada país o estado, no existe una única concepción de lo que se ha venido a llamar Estado del Bienestar. En algunos países, los ciudadanos se encuentran más desprotegidos que en otros en materia social, aunque gozan de una intervención pública más ligera en la actividad económica. En otros, sin embargo, el sector público está muy presente en la vida de los ciudadanos.

Podemos hablar de limitaciones en un doble plano:

  • Plano nacional o interior: En el interior de un país, de una economía concreta, se siguen produciendo desigualdades, que el Estado del Bienestar no puede atajar convenientemente. En Estados Unidos, por ejemplo, la distribución de la renta dista bastante de ser igualitaria, encontrándonos, en este caso, con una economía donde la renta media por habitante es muy superior a la de la mayoría del resto de países del mundo, mientras que el número de norteamericanos pobres es muy elevado.
  • Plano internacional o exterior: El concepto de Estado del Bienestar parece ser un concepto nacional, delimitado por fronteras. Cada estado lo aplica para sus ciudadanos con mayor o menor intensidad. El problema es que no parece existir una ampliación de esta filosofía que supere las fronteras nacionales, asistiendo así a un verdadero sistema de economía de mercado puro en el ámbito internacional. Como consecuencia de ello, África, gran parte de Asia y Sudamérica son zonas castigadas por la ausencia de equidad que genera el mercado internacional. Sin duda, es la asignatura pendiente del sistema de economía de mercado que impera en la economía mundial.
Personal tools